sábado, 5 de septiembre de 2009

EL ORDEN DE ENCENDIDO

Para todos los que nos gustan las motos y la técnica en constante desarrollo, siempre nos preguntamos como intercede en la tracción de una moto el orden de encendido para así, aplicar todo su potencial disponible al suelo sin tener demasiadas perdidas de tracción o adherencia.

Existen dos formas de agarre en los neumáticos; por tracción estática y dinámica.
Ya hay varios temas interesantísimos sobre técnica en MotoGP que podrían ayudaros a entender las diferencias entre uno y otro, pero lo resumiré diciéndote que la tracción estática se considera cuando el neumático tiene el tiempo suficiente de “enganchar” con el asfalto sin perder agarre y la tracción dinámica es justo lo contrario, cuando el neumático derrapa en aceleración controlada (o no, pero eso ya es liar la perdiz demasiado).

Y te preguntaras…que me esta contando el bueno de Leviathan y que tiene esto que ver con el orden de encendido en una moto….pues tiene todo que ver, sigue atento.



Como bien imaginas es bastante mas sencillo mantener un neumático derrapando que consiguen una fuerza necesaria como para hacer lo contrario, el no derrapar…y al fin y al cabo, es lo que nosotros perseguimos cuando abrimos gas con fuerza a la salida de una curva, porque como sabes en el derrapaje se pierde mas tiempo y tienes mas probabilidades de caerte.

El orden de encendido pone fin a esa problemática con un principio aparentemente sencillo pero que las marcas de motos dedican millones de horas en estudios y similar a la competición, prueban muchas y diferentes combinaciones de encendidos para ver que explosiones correlativas hacen perder menos propiedades a las gomas y te hacen derrapar menos pilotando cada vez mas deprisa.



El concepto de explosiones correlativas, tipos de motores Big-Bang, Long-Band, Sreamer, Twin Pulse,etc…son terminología que estoy seguro conoces o por lo menos alguna vez lo habrás escuchado, pero también estoy casi seguro que en gran parte desconoces por falta de nitidez en los medios que aclare tanta terminología o verborrea aplicada a la moto, en nuestro caso concreto en este momento, los motores.


Una configuración que posiblemente has escuchado mil veces sin saber bien lo que es y de la época de las ya viejas Honda NSR 500 GP, es el orden de encendido tipo “Big-Bang” que hacen que los cilindros explosionen muy seguidos pero con un pulso de tiempo entre ellas y darle con ello tiempo a la goma trasera a obtener tracción estática o lo que es lo mismo, tiempo para absorber agarre con el asfalto entre las sucesivas explosiones sin perder adherencia con el suelo.

Para que os hagáis una idea de lo que digo, en MotoGP un Big-Bang actual explosiona de esta manera:

Si queréis verlo de otra manera mas grafica, pensar en un neumático trasero con cinco marcas que simularían las cinco explosiones de una cinco cilindros de MotoGP en sentido de giro de la rueda, donde a cada marca explosionaría un cilindro dando un empuje X a la rueda, intentando hacer que el transcurso entre marca y marca en goma, el tiempo sea necesario para que tracción estática sea suficiente como para no hacerla empezar a patinar. Este cálculo se hace con múltiples factores, desde potencia del motor, calado del mismo,par,etc…



Otra configuración que te será familiar también por los mismos motivos que la anterior, será la “Sreamer”, que explosionan simétricamente obteniendo con ello la ventaja de mayor vida en los motores ya que la carga de erosión en los motores es menos que los Big-Bang.




Espero que con este informe veáis con claridad las diferencias entre los complejos ordenes de encendidos que rigen tanto en competición como en los modelos que calle, que nuestra moto agarre mas o menos a la salida de una curva lenta con un motor lleno de par y tracción que acompañe a la mano que gira el puño de gas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada